Catedral del Buen Pastor

Catedral del Buen Pastor, San Sebastián

La Catedral del Buen Pastor de San Sebastián, situada en la plaza del Buen Pastor, es el templo religioso de mayor dimensión que alberga la ciudad. Inaugurada en 1897, está situada en pleno centro de la ciudad, vecina de otros atractivos edificios arquitectónicos como el centro cultural Koldo Mitxelena y el edificio de Correos. Tiene una superficie de 1.915 m2, una altura en las naves de 25 metros, una torre de 75 metros, una nave central de 64 metros de longitud por 36 de anchura máxima en su crucero, y un aforo para 4.000 personas.

La Catedral del Buen Pastor es de estilo neogótico, está inspirada en las iglesias medievales de Alemania y Francia, y fue proyectado por el arquitecto guipuzcoano Manuel Echave. Cuenta con una planta rectangular y simétrica, en forma de cruz latina y tres naves. Para su construcción, se utilizaron piedras procedentes de las canteras de Igeldo, características que comparte con otros edificios de Donostia.

Catedral del Buen Pastor, San Sebastián
Catedral del Buen Pastor, San Sebastián

Destaca su torre, ubicada sobre la fachada principal, que alcanza los 75 metros de altura y tiene forma de aguja. Como curiosidad, la catedral se inauguró sin ella y sin campanario. No sería hasta el año 1899, dos años después, cuando finalizaron las obras del edificio y con ellas llegó la coronación de la torre campanario de 75 metros de altura, que incluía una veleta, un para-rayos y una cruz. Respecto al interior del edificio, también hay que mencionar el encanto de las vidrieras con la que cuenta el templo. La Catedral del Buen Pastor tiene rango de catedral desde 1953. El altar mayor está dedicado al Buen Pastor. En su interior se encuentran las estatuas de Nuestra Señora del Carmen, San Antonio, Santa Teresa y el Sagrado Corazón.