Puerta del Sol

Puerta del Sol, Madrid - SPAIN travel and tourism
La Puerta del Sol constituye una de las plazas más conocidas de Madrid y es tradicional punto de encuentro tanto para turistas como madrileños. Alberga algunos de los lugares más emblemáticos de la capital, como la estatua del Oso y el Madroño, el reloj de la Casa de Correos o el llamado “Kilómetro Cero”. En su origen, este céntrico enclave fue uno de los accesos de la cerca que rodeaba la ciudad en el siglo XV.
Su aspecto actual comenzó a mediados del siglo XVIII con la construcción del edificio de la Casa de Correos. Posteriormente, ya en el siglo XX, se añadieron los jardines, la fuente y se amplió la zona destinada a los peatones. La conversión de la Casa de Correos en sede del Ministerio de Gobernación (actualmente sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid), con las reformas realizadas en la zona, inició la formación de la actual gran plaza.
Puerta del Sol - SPAIN Travel Tourism
Mike Norton (License: CC BY-SA 2.0)

Entre las imágenes más características que se pueden apreciar en la plaza, destacan las siguientes:

  • Kilómetro cero: una placa en el suelo indica desde el año 1950 el punto donde comienzan las carreteras radiales de España.
  • El Oso y el Madroño: situada en la entrada de la calle Alcalá, esta estatua construida en 1967 representa el símbolo de Madrid.
  • Reloj de la Casa de Correos: además de su interés arquitectónico, es conocido en toda España por albergar las campanadas televisivas de fin de año.
  • Cartel Tío Pepe: cartel publicitario de neón de los vinos “Tío Pepe”. Antiguamente la plaza fue sede de numerosos anuncios publicitario.
  • Estatua de Carlos III: estatua ecuestre de nueve metros de altura instalada en 1994, reproducción en bronce de la obra original conservada en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Además de su relevancia turística, la Puerta del Sol es un importante punto para el transporte público de la ciudad, y bajo ella se sitúa una estación del Consorcio de Transportes de Madrid.