El parque del Retiro o parque del Buen Retiro, popularmente conocido como El Retiro, es un jardín histórico y parque público situado en Madrid, con una superficie que supera las 120 hectáreas y con más de 15.000 árboles en su interior.


El Retiro se construyó en el siglo XVII alrededor de un palacio real. De origen privado, estrenó su destino como parque urbano en 1767, año en el que Carlos III permitió la entrada del público a efectos recreativos y, ya definitivamente, a partir de 1868, cuando quedó bajo la titularidad del Ayuntamiento de Madrid. Está protegido como Bien de Interés Cultural (BIC), y en su interior habitan más de 15.000 árboles, representativos de 167 especies, además de incluir numerosos jardines de distintos estilos.
Considerado como uno de los principales focos turísticos de la ciudad, alberga también numerosos conjuntos arquitectónicos, escultóricos y paisajísticos de los siglos XVII a XXI, entre los que destacan el Monumento a Alfonso XII, el Palacio de Cristal, el Palacio de Velázquez o el Estanque Grande. Cuenta con diecisiete entradas, concebidas, en gran parte, como puertas monumentales. Destacan por su valor histórico y artístico, entre otras, la Puerta de Felipe IV, la Puerta de la Independencia, la Puerta de España, o la Puerta de Madrid.  

Parque del Retiro, Madrid - Spain Travel TourismEntre los principales atractivos del parque destaca sin duda el Monumento a Alfonso XII. Construido a principios del siglo XX, esta obra conmemorativa preside la ribera oriental del Estanque Grande, con 30 metros de alto, 86 de largo y 58 de ancho. Está compuesto por una columnata con un gran número de esculturas que rodea a la estatua ecuestre del rey, en bronce y mármol. El Estanque Grande cuenta con una superficie superior a los 37.000 m² y un volumen de agua de más de 55.000 m³, incluyendo un embarcadero que posibilita la navegación recreativa.

Tanto el Palacio de Velázquez como el Palacio de Cristal se utilizan actualmente como centro de exposiciones del Museo Reina Sofía, siendo la entrada a ambos edificios gratuita.

Otros dos atractivos que incluye el parque, el Palacio de Velázquez y el Palacio de Cristal se utilizan actualmente como centro de exposiciones del Museo Reina Sofía. El Palacio de Velázquez toma su nombre del arquitecto Ricardo Velázquez Bosco, quien también colaboró en la construcción con el ceramista Daniel Zuloaga y el ingeniero Alberto del Palacio. El edificio, cercano al historicismo neorrenacentista, es de planta amplia, cubierta con bóvedas de estructura de hierro y con iluminación natural, gracias a la superficie acristalada. Fue concebido en su origen como pabellón principal de la Exposición Internacional de Minería, Artes Metalúrgicas, Cerámica, Cristalería y Aguas Minerales de 1883. El Palacio de Cristal nació originalmente como invernadero para la Exposición de Flora de las Islas Filipinas (1887), colonia española por aquel entonces, y su diseño fue obra también de Ricardo Velázquez. Refleja a un tiempo el impacto de los materiales de construcción más vanguardistas de la época y la historia del colonialismo del siglo XIX. Las columnas de hierro colado, combinadas con grandes superficies de cristal, y su planta diáfana resultan de gran monumentalidad, y fueron, en su época, muy novedosas.

La mayor parte de los árboles del parque son castaños de Indias. A gran distancia se sitúan los plátanos de sombra, los ciclamores y las palmeras excelsas.

El posee numerosos jardines de carácter diferenciado, además de paseos y plazas, pertenecientes a distintas épocas y estilos. Destaca por su antigüedad y majestuosidad el Parterre, levantado en las primeras décadas del siglo XVIII. La mayor parte de los árboles del parque son castaños de Indias, con más de 6.000 ejemplares, que suponen la tercera parte de la masa forestal. A gran distancia se sitúan los plátanos de sombra, los ciclamores y las palmeras excelsas (651, el 3,4%). También son abundantes los arces silvestres, los cedros atlánticos, los almeces, los cipreses mediterráneos, las acacias de tres espinas, los aligustres, los pinos piñoneros, los almendros, las encinas, las falsas acacias, las sóforas, los olmos comunes y los olmos de Siberia.

HORARIOS
Primavera-Verano: Abril – septiembre 6:00 – 0:00 horas.
Otoño-invierno: Octubre – marzo 6:00 – 22:00 horas.
TARIFAS
Entrada gratuita